ANTIGUA CALLE A TONACATEPEQUE, URBANIZACION LAS MARGARITAS, FRENTE A BODEGAS DE FABRICA IMSA, 300 METROS AL NORTE DE UNICENTRO SOYAPANGO, SAN SALVADOR, EL SALVADOR, CENTROAMERICA




Pastores: Tito y Delmy Escalante

Visión

"Ser una congregación de gente sana y libre que bendice a sus miembros y amigos con el Evangelio de Jesucristo en un ambiente de amor, respeto y aceptación"

miércoles, 2 de mayo de 2012

ENTREGA ES EL CAMINO AL PASTORADO

Aunque el ministerio puede ser visto como un trabajo, debe ser entendido como un oficio que demanda la necesidad de un corazón capaz de empatizar con el sufrimiento.

El ministerio no se puede limitar a la celebración de los sacramentos. Debe ir más allá y convertirse en una celebración de la vida. Las personas asisten a las iglesias todas las semanas buscando algo más que un profesional del púlpito; en realidad buscan a alguien a quién le puedan importar. Una persona que no le valore por la cantidad de dinero que deposita en el ofrendero; sino por el hecho de ser un humano, una oveja; muy probablemente herida.

Las personas necesitan a alguien que por trivial que sea el problema que tienen, se interese en escucharles y darles una palabra de ánimo. Me impresiona la imagen de Jesús atendiendo a los niños, sus discípulos no entendían lo importante que son las personas. Jesús se entregó para ministrar a la viuda que perdió a su único hijo, la suegra de Pedro que estaba enferma, darle de comer a la gente, sanar a un paralítico, darle vista a un ciego, comer con un publicano, atender a los niños, soportar la inmadurez de sus discípulos. Todo esto requirió entrega.

Los ministros de esta época estamos tan ocupados en navegar por el ciber espacio, perseguir nuestros propios sueños, visitar los centros comerciales, ir al cine u otras banalidades, que no tenemos; ni tiempo, ni interés en atender a las personas que decimos ministrar como ellos se lo merecen. Si alguien quiere hablar con el Siervo de Dios debe solicitar audiencia con una semana de anticipación, y después de indagar acerca de las aportaciones que el solicitante hace a la iglesia, se le otorga la cantidad de tiempo e interés de manera directamente proporcional.

Los ministros de Cristo hemos sido llamados a una verdadera negación, a autohumillarnos y a entregarnos por todas las personas de nuestra comunidad. Somos llamados para dejar de hablar del amor de Dios y comenzarlo a demostrar en nuestras acciones ministeriales.

Creo que el ministerio cristiano debe ser más creativo, debe ver más allá de la costumbre, debe permanecer en constante renovación, pues no se trata solamente de cumplir con una agenda, sino de llevar esperanza, de oxigenar la práctica cristiana, de llevar los sacramentos más allá del mecánico ritual.

Debemos aprender a escuchar la voz del Señor, en las distintas maneras que el nos habla, no hay nada más excitante que disfrutar lo que hacemos para Dios en nuestras comunidades, nada se compara a la satisfacción que proporciona ver vidas cambiadas, familias restauradas y comunidades transformadas por la vida de Dios.

Necesitamos ampliar la visión del ministerio, no lo podemos limitar a las instalaciones de la iglesia, el ministerio es algo más que un contrato, es una alianza; Dios esta buscando las personas para que vuelvan a la alianza. Esto nos lleva a una labor que va más allá la el profesionalismo con el que algunas veces se ve el ministerio.

Y aunque gracias a Dios el ministerio se esta profesionalizando, la labor pastoral trasciende más allá de cualquier profesión. Esta no es una profesión más, nosotros no tenemos ni horario de entrada ni de salida, nos encontramos en emergencia veinticuatro horas al día, nuestra misión es gastarnos esta nuestra vida sirviendo a Dios, y esto lo hacemos atendiendo las necesidades de nuestras comunidades y congregaciones. Dios nos ayude para poder ser muy creativos.

La tarea pastoral demanda en gran medida la renuncia a nuestros sueños e ilusiones egoístas, y nos invita a la entrega total. Para Cristo y para Pablo la misión pastoral demanda la entrega de la vida, no una parte de nuestro tiempo; sino de la vida entera, gastarnos esta vida en algo tan trascendente es la máxima satisfacción a la que se puede aspirar como ministros de Cristo.

La pregunta es: ¿En qué te gastas tu vida?

martes, 24 de abril de 2012

El Hombre Nuevo


La respuesta es: Hacer una oración de dedicación de nuestra vida a Dios.

sábado, 21 de abril de 2012

SALUD EMOCIONAL



“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”
 Proverbios 4:23
“De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco”
1.      Concepto de salud emocional: Es el estado de equilibrio que le permite a una persona interactuar de manera adecuada con  su entorno.
“La paz y el equilibrio acompañan a la persona que desarrolla una clara percepción de sus principales prioridades y que las busca y persigue con integridad
Stephen Covey
2.      ¿Qué tan importante es que un pastor o líder cristiano se encuentre emocionalmente saludable?
3.      ¿Qué relación encuentran entre la salud emocional y la salud mental?
4.      ¿Cuáles son las principales causas de los desequilibrios emocionales?
a.      Traumas
b.      Complejos
c.       La heridas emocionales

5.      Principales efectos de la ausencia de salud emocional
a.      Temor e inseguridad
b.      Complejos de inferioridad o superioridad
c.       Introversión
d.      Aislamiento
e.      Baja auto estima
f.        Hiper sensibilidad
g.      Actitud defensiva
h.      Actitud ofensiva
i.        Dificultad para conservar amigos
j.        Temperamental
k.       Neurosis: Trastorno parcial de los aspectos funcionales de la individualidad que afecta sobre todo a las emociones y deja intacta la capacidad de razonamiento:
l.        Psicosis: La psicosis es un desorden mental grave que desconecta al individuo psicótico de la realidad, pudiendo poseer un pensamiento desorganizado, sentir miedos infundados, confusión, excitación, depresión, cambiar su personalidad y sufrir en ciertos casos, delirios o alucinaciones, sin que el sujeto tome conciencia de su situación anormal.
m.    Depresión
n.      Dificultades para socializar.

 
6.      ¿En qué medida afecta a la comunidad, el que un líder cristiano no goce de buena salud emocional?
a.      Se encuentra discapacitado
b.      Es peligroso poner a una herido a atender a otros heridos
c.       Es poco confiable.
d.      Es impredecible
e.      Se vuelve una carga para su congregación, todos deben soportarlo.
f.        Puede perder fácilmente el control
7.      ¿Qué podemos hacer para sanarnos de nuestros desequilibrios?
a.      ¿Qué hace su iglesia?
b.      Terapia psicológica
c.       ¿Qué piensan del trabajo de los encuentros en esta área especifica?
8.      Somos enfermos en recuperación, la única diferencia es que nosotros ya estamos y debemos seguir en tratamiento.

sábado, 31 de marzo de 2012

El Camino TV

El Camino TV: Disfruta del nuevo El Camino TV Online

miércoles, 28 de marzo de 2012

CAUSAS DE LA RESISTENCIA L CAMBIO

1. Temor a la pérdida de identidad,

a. Si cambiamos la forma en la que realizamos nuestra labor pastoral ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios

b. Si cantamos alabanzas nuevas, en géneros musicales nuevos ¡seguiremos siendo Iglesia de Dios.

c. Si organizamos los ministerios de tal manera que las personas sea atendidas y cuidas de manera más eficiente y como resultado de esto, realizamos cultos generales en donde las personas capacitadas para dirigir la adoración y la predicación realicen el trabajo. ¿seguiremos siendo Iglesia de Dios?

d. Si cerramos los Templos algunos días de la semana para ir a buscar a la oveja número cien. ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios?

e. Si establecemos escuelas de formación bíblica, ministerial y teológica. ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios?

f. Si conservamos nuestros principios doctrinales y nuestro sistema de gobierno y cambiamos la manera en la que hacemos las cosas. ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios?

g. Si los pastores predicamos en la mayoría de cultos de la iglesia ¿seguiremos siendo Iglesia de Dios?

h. Si se administran los dineros de la iglesia de otra manera, sin traicionar el modelo bíblico y los estatutos y acuerdos de la organización ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios?

i. Si en la iglesia se sientan los hombres con sus familias ¿Seguiremos siendo Iglesia de Dios?

j. Si admitimos a personas que no son perfectas en nuestras congregaciones ¿Seguiremos siendo iglesia de Dios?

k. Si nos convertimos en una iglesia que ama a los pecadores aunque no aprueba el pecado ¿Todavía seríamos Iglesia de Dios?

2. Intereses personales amenazados.

a. ¿Qué puedo llegar a perder si cambian las cosas?

b. ¿Tendré que trabajar más?

i. Capacitarme y actualizarme para está nueva manera de hacer las cosas

ii. Preparar más sermones y estudios

iii. Capacitar a más personas

iv. Levantarme más de mañana

c. ¿Cuánto dinero dejaré de percibir si cambio las cosas?

d. Tendré que compartir mis ingresos con otros consiervos

e. ¿Y si después me cambian de iglesia?

3. Las tradiciones de la organización (Siempre hemos sido así)

a. Podemos experimentar una sensación de traición a los predecesores

b. Pensar que no se pueden hacer las cosas de otra manera

c. Anclados en el pasado en cuanto métodos.

d. Sobrevaloración de la herencia

e. Identidad ligada a tradiciones

4. Falta de información

a. Cuando no sabemos que es lo debemos hacer nos resistimos al cambio.

b. No corra, el cambio debe ser un proceso dirigido de manera intencionada.

c. Debemos comprender que no se trata solo de cambiar, sino de tener la información necesaria para que el cambio sea positivo.

d. Cuando los pastores tenemos la información, viene lo más difícil, hacer la información digerible a la congregación.

e. Si Dios nos da una visión para ejecutarla dentro de la congregación, debemos asegurarnos que todas las capas del liderazgo tienen claramente definido y comprendido lo que se desea hacer.

f. Cuanto más informada esté la congregación más fácil será redirigir el rumbo de la misma.

g. Los pastores debemos ser excelentes comunicadores, como lo fue nuestro Maestro. Los profesores hacen difícil lo fácil, los comunicadores, hacen fácil lo difícil.

5. Una pobre percepción de los beneficios reales del cambio.

a. Los seres humanos nos movemos en base a estímulos

b. Si llegamos a la conclusión que el cambio nos beneficiará, no presentaremos resistencia.

c. Por lo tanto debemos comunicar los beneficios.

d. Los pastores debemos fungir como motivadores que creen en el producto que están ofreciendo.

e. La pregunta que toda persona hará es: ¿Y a mí en qué me beneficia?

i. ¿Beneficiará a los adultos una verdadera pastoral juvenil?

ii. ¿Beneficiará a la iglesia una pertinente pastoral de la mujer?

iii. ¿Beneficiará a la congregación una capacitada pastoral del hombre adulto?

iv. ¿Beneficiará a las congregaciones, pastores motivados y capacitados para hacer la obra de Dios?

v. ¿Beneficiará a la Iglesia de Dios en El Salvador el crecimiento numérico y espiritual de cada congregación?

f. La pregunta acerca de los beneficios, debe ser respondida de manera seria por aquellos que están convencidos de la necesidad del cambio.

6. Incertidumbre respecto al futuro

a. Todo cambio nos pone nerviosos y da paso a interrogantes legítimas.

b. ¿Será necesario hacer este cambio?

c. ¿Por qué deseo hacer este cambio?

d. ¿Qué es lo que realmente debo cambiar?

e. ¿Cuál es el mejor momento para hacer este cambio?

f. ¿Qué pasa si las cosas no resultan?

g. ¿Cuáles serán las consecuencias de este cambio?